Conclusión

| | 1 comentarios
La personas orgullosas deberíamos ser extermianadas y el resto debería dominar el mundo. El dinero debería ser abstracto. La distancia, gratuita. El amor debería ser optativo. El sexo obligatorio. El silencio debería significar pasión. La incertidumbre debería ser penada. La esperanza, infinita. Los corazones deberían ser transparentes. El dolor debería ser muy efímero. Sólo deberían existir noticias buenas. Deberíamos decapitar la injusticia. El poder debería ser un defecto. Las estrellas tangibles. Las tormentas deberían ser declaradas fantasía universal. Todos mis deseos se deberían cumplir, te lo juro.

Fotos por Javier Tomás-Biosca. Tarde en el Isolee. Presentación Kipling. Miranda y Gala deejing.

Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

1 comentarios:

The lithium girl said...

Se ve que lo pasaste bien! Yo estoy detrás de una de las mochilas de la coleccion, son geniales.
Me mola tu blog.
Un beso;)

 
sTwitter Facebook Dribbble Tumblr Last FM Flickr Behance